domingo, 28 de octubre de 2012

No le hagas a otro lo que no te gusta que te hagan a ti (versión oficina)


La oficina es quizás el lugar donde pasamos el mayor tiempo de nuestros días. A pesar de esto, ocurren ciertas cosas que hacen que este tiempo NO sea agradable.
A continuación listaré varias de estas cosas que pienso se deben evitar y así mejorar la rutina y la convivencia en la oficina. Lamentablemente (y sin estar de acuerdo) algunas las he tenido que hacer porque la vida corporativa así lo exige.


Programar reuniones: a cualquier día de lunes a viernes a las 11 am, a cualquier día de lunes a viernes a las 4 pm, un lunes a las 8 am, un viernes después de las 3 pm
¿Por qué?  La experiencia dice que esas reuniones no tienen una agenda y si la tienen no se cumple, predominan los cuentos irrelevantes del deporte, espectáculo, política o situación del momento por encima del tema que se iba a hablar, esto hace que las reuniones nunca terminen a tiempo, irrespetando la hora de almuerzo o de salida. También tomar en cuenta los lunes que requieren adaptación al comienzo de semana y los viernes por el cansancio de una semana que siempre es agotadora.

Llamar por teléfono a la hora de almuerzo o cercana a esta 
¿Por qué? La persona seguramente no va a atender porque estará almorzando, pero si lo hace, tendrá que dejar de hacerlo y posiblemente no podrá disfrutar de ese momento como es debido.

Hablar de temas laborales en hora del almuerzo
¿Por qué? Parecido al punto anterior, ese momento debería ser para comer y conversar de otros temas, suficientes horas se le dedican ya al trabajo.

No responder los correos electrónicos
¿Por qué? En el trabajo los correos mayormente son para confirmar información y hacer preguntas sobre un tema laboral, siendo una forma de comunicación que debería ser bidireccional, lo mínimo que se espera es un respuesta del destinatario, por lo menos que sea vía telefónica o personalmente. Yo no debería tener que preguntar o confirmar varías veces. No responder los correos además de ser descortés, afecta la actividad a realizar. Mejor tarde que nunca.

Llamar al celular por algo que ya solicitaste por otra vía
¿Por qué? Una persona responsable dependiendo de la cantidad de actividades y prioridades atenderá la solicitud que se le hizo. A mi particularmente me molesta que me llamen a mi teléfono celular personal para pedirme cosas de trabajo sobre todo cuando ya lo hicieron vía correo electrónico o a mi extensión telefónica, a menos claro está, que sea una emergencia.

Enviar correo electrónico con copia a media oficina para una solicitud
¿Por qué? Lo más seguro es que no todos los copiados se requieren para hacer la solicitud, me parece de mal gusto copiar a tanta gente, pienso que con copiar a quien va hacer la actividad y a su supervisor es suficiente. No todos necesitan de amenazas para hacer su trabajo.

Hacer una solicitud diciendo que lo pide una persona de alto cargo
¿Por qué? Igual que el caso anterior es de muy mal gusto, las personas deben hacer su trabajo sea quien sea quien lo pide.

Dejar en llamada de espera
¿Por qué? Si en ese momento debes atender otra cosa no me quites mi tiempo, siempre puedes llamarme más tarde. En mi vida personal no sigo en llamadas en espera, si quieren hablar conmigo que lo hagan cuando puedan.

Saludar solo cuando necesitas algo
¿Por qué? La hipocresía NO ayuda a que haga la actividad más rápido. Las solicitudes se procesan según el tiempo que se necesite para completarlas y las prioridades que se tengan.

Dar una idea o solución que no es tuya y no dar crédito a la persona de quien vino
¿Por qué? Esto es una bajeza, e igual tarde o temprano se darán cuenta de la incompetencia, pues nadie querrá compartir lo que sabe con alguien que no tiene la calidad profesional para dar el valor al conocimiento de otro y que tendrá cada vez menos que aportar sin ayuda de ellos.


Todo se resume en RESPETAR, respetar a la persona, su tiempo, su conocimiento y su experiencia. Solo con esto estoy seguro que se hará un poco más llevadera la difícil vida corporativa

3 comentarios:

avarussian dijo...

Genial, como siempre, esta semana buscaré un par de normas más ;).Mis favoritas:

1.- Hablar de temas laborales en hora del almuerzo
¿Por qué? Parecido al punto anterior, ese momento debería ser para comer y conversar de otros temas, suficientes horas se le dedican ya al trabajo.

2.-Llamar al celular por algo que ya solicitaste por otra vía

avarussian dijo...

Sobre la norma de llamar por algo que ya se ha solicitado por correo, añado que también quita tiempo para trabajar en ésa y las otras peticiones pendientes.

Agnes dijo...

Detesto que hablen de temas laborales a la hora de almuerzo... incluso no me gustan mucho los "working lunch". La gente deja de tener vida personal y se hace obsesiva del trabajo. Para mi la hora de comer es hora de hablar de qué hay en el cine, qué libro estás leyendo. Cosas ligeras que te den un respiro.